miércoles, 4 de diciembre de 2013

On 11:12 by Facundo Barboza in , ,    3 comments
¡Masters de los juegos! Hace ya algún tiempo desde mi última nota y los tiempos que corren parecen óptimos para una nueva, dado el acontecimiento del 23/11: el PTQ Born of the Gods Montevideo! A pesar de que voy a basar la nota en el reporte de mi desempeño en el PTQ, como perdí en el top 8 intentaré incluir algunos piques y aprendizajes del torneo, porque después de todo fue un torneo sealed deck y esta es una columna de limitado :D.

Al día del PTQ, mi preparación en Theros consistía en los sealeds que había jugado en los releases de la expansión en MTGO, los cuales, si bien habían fueron abundantes, habían acontecido hace bastante tiempo. A pesar de eso, tenía bien claro el formato, el cual es interesantísimo, y tiene dos particularidades: es un formato basado en tempo, y existen un número notoriamente superior de maneras de engordar una criatura (heroic, bestow, monstrosity, auras). Es más, muchos partidos del formato terminan en una guerra de ‘build your own fatty’, en cuyos casos generalmente gana quien puede armarlo más rápido (tempo). Las dos particularidades están íntimamente relacionadas y son soportadas porque el formato presenta muy pocas maneras de remover una criatura del campo de forma eficiente, dando pie a que se pueda seguir la estrategia de armar criaturas grandes de forma relativamente segura y provocando que sea extremadamente difícil recuperarse de una mesa desfavorable (de nuevo, tempo). El conocimiento de estos puntos es vital para el armado el mazo, pues la ponderación de las cartas cambia radicalmente: las auras, cartas high-variance por naturaleza son más sólidas, las criaturas con deathtouch y el bounce son premium, la curva es aún más importante que en otros formatos como ravnica, etc.




Al momento de armar, recibí el siguiente pool:

Luego de analizar el pool lo que salta al a vista es que negro era el color con más jugables, y que además brindaba cartas muy poderosas (Hero’s Downfall, Whip of Erebos), blanco es prácticamente injugable. Probé el build con los otros tres colores, encontrando con que UB y y BR tenían un número de amenazas muy bajo y que se concentraban en la parte baja de la curva, lo cual en mi opinión obligaba a tener muy buenos draws para poder ganar. Decidí jugar BG, pues aunque seguía teniendo un número bajo de criaturas (13), varias de ellas eran suficientemente poderosas como para llevarse el partido aún siendo robadas en el late game.

La lista que entregué fue la siguiente:



Ronda 1: Feature Match - Christian "Coco" Alico (BW)


La primer ronda comenzó con todo, cuando apenas posteados los pairings me encontré con que voy contra, no sólo uno de mis mejores amigos en el ambiente sino uno de los candidatos a ganar el torneo. Previo a la ronda habíamos estado hablando y nos mostramos los mazos, y sabía que no tenía un deck demasiado poderoso. Jugaba BW con muchos bestows (llegué a ver seis), pero sin removal ni bombas. De todos modos, sin temor a equivocarme este fue el partido más complicado del torneo, o por lo menos aquel donde tuve que pensar más.
Facundo Barboza nos ubicó en la mesa de Feature Match y con la presión de la cámara arrancamos el game 1 con mulligan de Coco. El partido no tuvo demasiado de interesante para contar, ya que pude bajar un Arbor Colossus turno 5, ante el cual coco comentó: “fa... no sé cómo voy a hacer para sacarme ese bicho de arriba”, y no pudiendo, se llevó el partido.
Durante el sideboard Coco le pidió islas a un juez, lo que era una muy buena movida en el matchup ya que por lo que había sucedido en el primer chico tempo era la manera de ganar el partido.

Presentamos los mazos para el segundo chico y hago mulligan a 6, ante lo cual Coco comenta “¡No tenés idea de lo que me rindió que arranques con una carta menos!” Miro mi mano de seis y me encuentro con tres pantanos, Whip of Erebos, Arbor Colossus y Sedge Scorpion.

Keep! Y keep sólo por el comentario de Coco, pues para mi significaba una de dos cartas, Disciple of Phenax u Ordeal of Erebos. En ningún caso me servía tener cinco cartas, pero además en caso de robar un bosque tenía respuesta contra ordeal turno dos! Coco abrió el juego con plains y Hopeful Eidolon, turno dos swamp Ordeal of Erebos, pero por suerte robé el bosque turno dos y pude estabilizar el partido. No recuerdo muy bien cómo continuó pero perdí bien. Cometí un error en los últimos turnos que me pudo haber hecho vivir unos turnos más e incluso ganar, y fue no bajar la octava tierra en un turno, no pudiendo castear Read the Bones + Sip of Hemlock al siguiente turno.

El tercer chico fue el mejor del torneo, pues a partir del turno 6 se convirtió en una carrera  entre Ephara’s Warden + Cavern Lampad + Observant Alseid y mi Whip of Erebos. Fue particularmente interesante pues entre la habilidad del Whip, las cartas en mi mano y el monstrosity de mis criaturas, todos los turnos tuve 3 o 4 jugadas factibles para hacer. Lo que me hizo ganar el partido fue jugar todo el tiempo alrededor de Voyage’s End, en concreto no activé monstrosity en todo el partido aún en situaciones extrañas, por ejemplo, ataqué con un Nessian Asp contra el Ephara’s Warden pumpeado, mostrando un típico partido del formato, donde la ventaja de cartas es sacrificable.

Resultado general: 1-0

Ronda 2: Emilio "Furbis 2" Franceschini (RW)


Segunda ronda contra un jugador un poco menos experimentado, piloteando un boros bastante agresivo con Anax and Cymede y Heliod, God of the Sun.

En general los partidos no merecen demasiado desarrollo, en el primero jugué mis tres bombas y Arbor Colossus + Whip of Erebos con Hero's Downfall de backup no es algo muy fácil de derrotar en este formato. Se llevaron el partido contra una mesa de seis (¡seis!) criaturas featuring Anax and Cymede. Hubo una situación interesante en el partido en el turno tres, cuando Emilio castea un Minotaur Skullcleaver, ataca y me dice “te vas a 16“'. Hasta ese momento mi oponente estaba jugando muy rápido, lo cual interpreté como que estaba nervioso, y quise aprovechar eso. Intenté ponerme en una situación sobradora diciéndole "cheee, y disparaste la habilidad? Porque no me dijiste nada…”, sin la intención de apelar un miss-trigger, pero si con la idea de desmoralizarlo. El tiro no me salió muy bien porque me respondió "No, es una habilidad que no impacta la mesa en un modo visible, por lo tanto no tengo que indicarla. Si querés llamamos a un juez"... ¡Owned! Por suerte pude ganar ese chico rápido y también el siguiente y pude salir rápidamente de esa situación embarazosa.

Resultado general: 2-0

Ronda 3: Francisco Sanchez (RG)


Esta ronda no fue muy interesante. Francisco hizo mulligan ambos chicos, y sus manos no fueron demasiado espectaculares. Arbor Collosus se llevó el primer chico, y Centaur Battlemaster + Baleful Eidolon el segundo.

Resultado general: 3-0

Ronda 4: Feature Match - Alec "Narnia" Armand-Ugon (WRb)


Ronda cuatro contra el futuro ganador del torneo. No era un partido que quisiera jugar especialmente, pues sabía que tenía Underworld Cerberus y Elspeth, Sun’s Champion. Dos cartas que me podían complicar e incluso ganar el partido totalmente por su propia cuenta.

Nos sentamos en la mesa del Feature Match y mientras barajábamos nos pusimos a hablar sobre el torneo, el nivel de reglas y demás. Le comenté que esperaba perder algunos triggers en el torneo pues estaba falto de práctica y MTGO dispara las cosas automáticamente, y le comenté la anécdota del partido contra Emilio. Él me contó una suya, donde me dijo que en las rondas anteriores un oponente suyo había sacrificado un Satyr Hedonist, pensado un poco y luego le había pedido para volver atrás y él no lo había dejado porque ya había ido al stack y resuelto, ante lo cual le pregunto - ¿Llamaste a un juez? - No. - Es una habilidad de maná, no usa el stack. Seguramente lo hubieran dejado volver atrás, lo cagaste. - Ok… Entre que no soy demasiado amigo de Alec y esto, me mentalicé para tratar de jugar lo más estricto posible, esperando ansiosamente algún miss-trigger de mi oponente.

Perdí la tirada y keepeé una mano con 5 tierras, Sedge Scorpion y Hero’s Downfall, pura y exclusivamente por la segunda carta, la cual entiendo era vital para el partido. La primer polémica sucedió turno 5, cuando Narnia me ataca con un Ill-Tempered Cyclops y algo más, y yo estando en 18 bloqueo con mi Sedge Scorpion. Casi instantáneamente el baja Blood-Toll Harpy, ante lo cual anoto 15, pues pierdo una vida por la arpía y dos que arrollan del cíclope,. Al turno siguiente hubo otro cambio en mi vida ante lo cual notamos que Narnia no había contado las dos vidas del trample, me dice “Ok, estás en 15”, pero yo llamo a nuestro juez Diego Kiedanski, quien da el rulling de que como Narnia anotó 17, se sobreentiende que el cíclope asignó 3 daños al escorpión. ¡Win!...

…De todos modos fue un win simbólico, porque 4 turnos más tarde me encontré con 9 tierras entre mano/campo de batalla por lo cual concedí y fuimos al siguiente.

Para el segundo chico elijo jugar primero, y me quedo con una mano mejor, pero que poco puede hacer ante turno 3 Fabled Hero, turno 4 Ordeal of Purphoros jugado de la siguiente manera: - Pago 1R, juego Ordeal of Purphoros a mi Fabled Hero, disparo heroic, pongo contador,  ataco… pasan 5 segundos y empiezo a pensar que no va a disparar el trigger del ordeal, pasan 10, pongo cara de ‘Capo, te olvidaste del trigger’, lo miro, miro a la criatura, y salta ‘¡¡Pongo contador!!’, lo cual era bastante relevante pues turno siguiente hice Nessian Asp, y hubiera podido tradear contra su 4/4 Double Strike. Nada había para hacer pues yo no había dicho nada desde entonces, y turno siguiente terminé recibiendo diez daños del Fabled Hero, lo cual resultó en que perdí el partido. Nos damos la mano y me voy a tomar fantita.

Resultado general: 3-1

Ronda 5: Feature Match - Rafael "Sinvi" Peralta (GBu)


Ronda cinco y un nuevo Feature Match contra el Sinvi, gran jugador del ambiente. Este partido podría haber sido un muy buen partido, salvo porque tuve muchísima suerte y el partido fue muy poco interactivo. El primer chico no lo recuerdo mucho, pero sí sé que básicamente yo fui el único que atacó. El segundo fue más gracioso aún, cuando Sinvi elige robar primero, y yo arranco turno 2 Fleshmad Steed, turno 3 Opaline Unicorn, él juega Ashiok, Nightmare Weaver y yo hago turno 4 Sedge Scorpion + Mogis’s Marauder, matándole el Ashiok que de otra manera hubiera sido muy difícil de matar y dejando una presencia importante en mesa, ante la cual Rafael, jugando únicamente Griptide hasta turno 6 y encontrándose con un Sip of Hemlock, no pudo hacer frente.

Resultado general: 4-1

Ronda 6: Manuel Bello (UGw)


A la mesa de la ronda seis se acerca un jugador que no conocía, por lo cual luego de saludarnos le pregunto - Sos Argentino? - No, Uruguayo – Ah... de Maldonado? - No, de Montevideo, pero no juego mucho, sólo limitado, y un poco Online.
Al decirme eso se me encontraron los sentimientos, pues pensé en unísono que tenía la ventaja por tratarse de un jugador poco experimentado, pero por otro lado pensé que si estaba 4-1 sin experiencia debería tener un mazo de la P*** Madre. Lamentablemente para mi, erré en lo primero pero no en lo segundo, pues el mazo de Manuel contenía Polukranos, World Eater, Thassa, God of the Sea y splasheaba blanco para Daxos of Meletis, todo acompañado de un gran power level en las cartas del resto del deck,

Los partidos fueron excelentes y los sufrí mucho! Lamentablemente no los puedo relatar porque fueron muy largos. Lo que sí puedo destacar que el tercer partido lo gané solamente porque de sideboard cambié un Bronze Sable por March of the Returned.

Resultado general: 5-1 y top 8 en el cuarto lugar!

Draft


Para el draft quedo a la derecha de Mauro Betschart y a la izquierda del argentino Andrés Moro, lo cual no es menor pues había hablado con Mauro antes del draft y había mencionado que un chileno le había recomendado forzar un arquetipo.

Primer pack abro Hythonia the Cruel  y Thassa’s Emisary como únicos primeros picks posibles. Creo que en power level la Hythonia es levemente superior, pero la emisaria es un pick más safe en general porque es mucho más versátil y además vale un único mana de color, por lo que es más splasheable. De todos modos, también tenía que considerar el entorno y supuse que Mauro iba a draftear RW o UW, ambos basados en heroic, pues son los únicos dos arquetipos que tiene sentido forzar, y la emisaria ayudaría a setearlo en UW, solidificando mi posición en negro. Lamentablemente para Mauro, el segundo pick tuve que decidir entre Nymbus Naiad y Wingsteed Rider, y tomé la Naiad, por ser una carta más versátil y UB tener más sinergía que BW. De todos modos la colaboración salió bastante bien. Mauro me pasó un Hero’s Downfall en el segundo pack, y estando Moro en RG a mi derecha, el azul fluyó mucho en el último pack, suficiente para que Mauro recibiera un Sea God’s Revenge séptimo pick (¡Si, SÉPTIMO!), sobre eso pickeé otra Nymbus Naiad, pues a esa altura tenía ya 3 drops de 6 mana.

El mazo que terminé armando fue el siguiente:


Top 8: Andrés Moro (RG)


Bueno, top 8 no me tocó contra ningún random. Moro juega magic hace muchísimo tiempo y fue campeón nacional argentino en el año 2002 si mal no recuerdo, además es juez.

En el primer partido elijo empezar pues había entrado cuarto al top y me quedé con una mano de tres islas, Nimbus Naiad, Wavecrash Triton y dos cartas negras que no recuerdo. Moro jugaba RG y salió turno 2 Deathbelow Rider, turno 3 Satyr Hedonist, dejándome en 8 cuando me pude estabilizar con Erebos’s Emisary y Prescient Quimera. En ese entonces Moro juega Purphoros, God of the Forge con sólo un Satyr Hedonist en mesa y una carta en mano. Long story short, perdí tres turnos más tarde al topdeckear Moro su tercer criatura in a row, teniendo daño letal en mesa.

En el segundo chico ambos nos trancamos en cinco tierras. Yo aguantando con un Erebos’s Emisary y Tormented Hero con Ordeal of Thassa arriba, contra Ill-Tempered Cyclops, Nessian Asp y Pheres-Band Centaurs, Hythonia the Cruel, Sip of Hemlock y Cavern Lampad en mano. Moro robó su sexta tierra y con cinco cartas en mano atacó con el cíclope. Estando yo en pocas vidas (algo así como 12) y él teniendo tantas cartas, sé que si recibo él va a seguir desarrollando su mesa, por lo cual tenía dos maneras de ganar el partido, o activar el monstrosity de Hythonia, o encantar el héroe con mi Cavern Lampad y tratar de ganar con eso. Sabía por el primer partido que jugaba al menos un Destructive Revelry en el mazo, pero sabía que no lo tenía en mano porque no hubiera pasado 3 turnos mirando al emisario. Decidí entonces bloquear, él activó monstrosity, y descarté Hythonia más otra criatura para matárselo. En mi turno robé la tierra, encanté al héroe con el lampad, y ataqué, dejándolo en 12, y quedando con un héroe 5/4 con intimidate. En su turno robó, pensó un poco y jugué Destructive Revelry a mi Cavern Lampad… el cual por lo que expliqué antes fue obviamente topdeckeado. Jugamos un par de turnos más y concedí.

Y bueno, ¡esa fue mi experiencia en el PTQ! Espero que el reporte de las situaciones hayan sido suficientemente explicado como para que se puedan poner en contexto y entender por qué tomé las decisiones que tomé. Cualquier duda, puteada o demás por los comentarios!






3 comentarios:

  1. Buen artículo Batu!
    Una duda, la soreteada del Narnia es sancionable?

    ResponderEliminar
  2. Como juez soy muy malo, así que no te tomes muy a pecho esto: No creo que sea sancionable, porque 1) de memoria no recuerdo ninguna infracción en la que entre 2) confío plenamente en que fue sin intención.

    ResponderEliminar